- Atrás

Protección integral a la familia


El Ministerio Público inauguró nuevos despachos fiscales en Parque Central en Caracas, para mantener un vínculo constante con la comunidad

 

 

 

Actualmente, distintas instituciones a escala nacional, gracias a las diversas herramientas contenidas en el marco jurídico, realizan un trabajo armónico, eficaz y eficiente para proteger y garantizar los derechos de nuestros niños, niñas, adolescentes y mujeres víctimas de violencia.
 

El Ministerio Público, a través de la Dirección de Protección Integral de la Familia, es uno de los encargados de velar por estos derechos, con el trabajo de un grupo de profesionales (fiscales) especializados, que actúan con base en la Ley Orgánica para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes (Lopnna) y la Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.
 

Esta Dirección no sólo tiene competencia en materia de violencia de género, protección de niños, niñas y adolescentes; sino también en el área civil y las distintas instituciones familiares, relacionadas con la colocación de niños en adopción, régimen de visitas, pensiones de alimentos, permisos para viajar, los consejos de protección y los procesos de divorcio, entre otros.
 

Igualmente, le corresponde el área penal ordinaria, cuando el niño, niña o adolescente es víctima y la materia de responsabilidad penal del adolescente, cuando éste comete un hecho punible.

Mayor acceso para las víctimas
El Ministerio Público, en busca de facilitar el acceso directo de los ciudadanos al momento de presentar las denuncias, ha dispuesto diferentes espacios a los que pueden acudir, no solamente para ser recibidos, sino también para brindarles protección y darles respuestas, así se inauguraron nuevos despachos fiscales ubicados en los primeros niveles de la Torre Este de Parque Central en Caracas, con la finalidad de mantener un vínculo constante con la comunidad.
 

Estas acciones demandan un interés muy especial porque están relacionadas con la protección a familias y víctimas, de allí que el pasado mes de marzo durante la inauguración de la nueva sede de la Dirección de Protección Integral de la Familia y de siete despachos fiscales adscritos a dicha dependencia, la Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz, resaltó que de todas las dependencias que tiene el Ministerio Público ésta tiene una mayor especialidad.
 

“Para nosotros lo más importante es la familia, no sólo porque en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela se dedica un capítulo exclusivo a sus derechos, sino que a lo largo de esos 27 artículos, la mayoría hace referencia a la obligación que tiene el
Estado venezolano de proteger a la familia y la misma implica mujer, niños niñas y adolescentes”, señaló la titular del Ministerio Público.
 

En este sentido, la Dirección de Protección Integral de la Familia se encarga de coordinar, apoyar y supervisar las actividades de sus fiscales; cuenta con 67 fiscalías especializadas en protección de niños, niñas y adolescentes, otros 88 despachos, de los cuales 39 corresponden a penal ordinario, 37 al sistema de responsabilidad del adolescente y otras 7 con competencia en ambas materias.
 

De igual manera, funcionan otras 57 fiscalías de violencia de género y una fiscalía nacional para atender a todas las personas que requieran del asesoramiento, el acompañamiento y la protección del Ministerio Público y del Estado.

Violencia familiar, un mal social
A lo largo de la historia, el maltrato es concebido como el conjunto de acciones y situaciones acaecidas en todo ámbito, que afectan a las personas en su bienestar, desarrollo y/o personalidad, limitando, tergiversando y/o lesionando sus vidas y su desempeño social.

En el ámbito mundial, aún se observa la ocurrencia de situaciones de maltrato contra las mujeres, niños, niñas y adolescentes; que tiene lugar en diversas instituciones de la sociedad y se manifiesta en forma significativa en la propia familia y en aquellos espacios
“privados” difíciles de abordar.

La mujer golpeada, violada, acosada, abusada, humillada así como los niños y niñas maltratados, constituyen hechos impactantes que demuestran la necesidad de intervenir con políticas públicas en aquellas áreas que tradicionalmente han formado parte del espacio privado.

De esta manera, pueden identificarse diferentes formas de violencia familiar principalmente ejercida hacia las mujeres, entre las que se distinguen de acuerdo con cada vivencia: física, psicológica, sexual, institucional, laboral, obstétrica, patrimonial y económica, todas estas hacen referencia a algunos de los tipos penales de los cuales es víctima la mujer.

Sin embargo, tales manifestaciones no son exclusivas de las mujeres pero éstas son las que viven y sufren el mayor porcentaje de éstas. De este modo, el hogar constituye un espacio de alto riesgo para su integridad, de los niños y adolescentes, derivándose de allí
la denominación de violencia familiar y ese es el rasgo más importante de este delito.

Prevención
Con la intención de prevenir el delito y la violencia intrafamiliar, el Ministerio Público constantemente realiza charlas en colegios y comunidades del país, en los que participan como facilitadores fiscales y abogados de la Institución.

Es así como en los últimos meses, el Ministerio Público, a través de las fiscalías municipales del Área Metropolitana de Caracas (AMC) y la Dirección de Protección Integral de la Familia ha impartido una serie de talleres sobre temas como violencia de género y responsabilidad penal de niños, niñas y adolescentes.

Dichas actividades han sido desarrolladas en varios municipios del AMC y en algunos estados, con la finalidad no sólo de informar y orientar, sino también con la intención de acercar la Institución a la ciudadanía.

En estas charlas, se hace referencia, entre otros temas, a los deberes y derechos consagrados en la Ley Orgánica para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes. Asimismo, se explica sobre las diferentes sanciones que contempla esta norma para los adolescentes que incurran en la comisión de algún hecho delictivo.

De igual manera, durante los talleres se da a conocer las atribuciones que tiene este organismo y se resalta la importancia de denunciar ante el Ministerio Público cuando se conozca de situaciones que atenten contra la integridad de la familia.

Vale destacar, que los talleres organizados por las fiscalías municipales, abarcan temas que son competencia del Ministerio Público, con el fin de contribuir a la prevención del delito y además crear agentes multiplicadores de la información en cada una de las comunidades que reciben tales charlas.

Texto: Yelena Vivas

 

Dirección: Edificio Sede Principal del Ministerio Público,
Esquinas de Misericordia a Pele El Ojo Avenida México, Caracas, Venezuela
Teléfono (58+ 212) 509 7211 / 509 7464.
Rif: G-20000032-5
Escríbanos a